miércoles, 19 de septiembre de 2007

Dirección

Vi la luz, y corrí enloquecido.

3 comentarios:

Esther dijo...

Puede ser por dos motivos. Uno, por que la estuvieses buscando y al fin la encontraste. Dos, porque la rehuyes y corres en dirección contraria. No sé porqué me hace pensar más en la segunda opción.

Camilo dijo...

Hola Esther, gracias por visitar el blog y por tu comentario.
En cuanto a este microcuento, tal cual vos lo entendiste, pretend�a alejarme de la luz. No acercarme.
Saludos!

Sancho dijo...

No tuve opción. Tenía que elejarme.