domingo, 18 de noviembre de 2007

Ciudad

Pero... aquí debería estar la ciudad.

8 comentarios:

laucha dijo...

Reviso el mapa mil veces. ¡maldición!

Sancho dijo...

¡Ufff! Me equivoqué. Faltan diez quilómetros.

Anónimo dijo...

No quedan rastros. Todo ha desaparecido.

Arilena dijo...

Hola.

Llegué a este blog por casualidad. No conocía la idea del nano cuento de Hemingway pero me parece estupenda. Y los microcuentos que escribes muy buenos.

Volveré a por más cuentos de 6 palabras.
Un saludo

Camilo dijo...

Hola Arilena, que bueno que la casualidad te haya dejado en este Blog. Y mucho mejor, que bueno que hayas disfrutado de los microcuentos. No mucha gente conoce este (pequeño) legado de Hemingway, pero no por eso es menos importante.
Hay mucho por decir con pocas palabras.
Saludos, y espero leer tus aportes pronto!

E1000luz dijo...

Alguien cambio las señales

Camilo dijo...

Señales... ¡Maldita sea! ¿Quién las cambió?

Graciela L Arguello dijo...

Mejor así. Prefiero el desierto infinito.