sábado, 16 de febrero de 2008

Dolor

Cierro los ojos, cedo al dolor.
Inspirado por Graciela L. Argüello.

12 comentarios:

Daniel O. Requelme dijo...

Al dolor de saberte fuera del alcance de mis ojos.

Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar

(andrea) dijo...

tan intenso, que desaparece el miedo.

Graciela L Arguello dijo...

El dentista me lo había advertido.

Gracias, Camilo, me encantó el regalito. Unas pocas veces he sido musa inspiradora en mi vida, pero nunca de algo con tanta difusión. Gracias de nuevo ( y es la tercera vez que te lo digo, porque la primera fue en un homenaje que te hice en mi blog) Un beso Gracielaleo

Graciela L Arguello dijo...

Camilo, te retribuyo el regalo con dos palabras más: regreso y perdón. Un beso Graciela

matías lloréns dijo...

Como si de esa manera desapareciera

Camilo dijo...

De nada Graciela. Soy yo el agradecido. No sólo por tus visitas sino además por dar el "génesis" a mi microcuento. Si me contactas por mail a camilofernandez@gmail.com podré cumplir con el 100% de mi experimento.
Saludos!

angie dijo...

...no tiene alivio, heriste al corazón.

nélida dijo...

Pero esta vez, dejaré que sea.

Matias dijo...

intenso, pero peor aún, no merecido

saludos

María Eugenia dijo...

Tu blog: buena idea. Esas escasean.

Ada dijo...

Pero la vida comienza, puedo sentirlo.

Marieluchi dijo...

Habrá vida detras de la luz?